ALEGRES VIERNES RETRO: EL LENGUAJE DEL ABANICO

Ya se empieza a notar el calor, estos últimos días ha sido sofocante, es en estos momentos cuando nos acordamos del abanico.
Este práctico accesorio tal y como hoy le conocemos, se hizo indispensable en el siglo XVII entre las
damas de la clase alta europea. En el siglo XVIII, España se convirtió en uno de los principales productores de abanicos del mundo creándose el gremio de abaniqueros, y ya en el siglo XIX se funda la Real Fábrica de Abanicos.
Alexander Roslin, woman with fan
Curiosamente, al principio no solo lo usaban las damas sino también los caballeros, los de ellos eran mas pequeños para llevarlos en el bolsillo. Es ya, en el siglo XX cuando se convierte en un accesorio exclusivamente femenino. El manejo del abanico llegó a ser todo un arte, tenía un lenguaje implícito, según como se inclinara o la manera en que se sujetaba transmitía un mensaje. Era una forma de coquetería y flirteo encubierto en una época en que las señoritas estaban muy controladas y no tenían otra forma de comunicarse con sus pretendientes.
Jules Cheret, Woman with fan
Os transcribo algunos mensajes que he extraído de aquí

Sostener el abanico con la mano derecha delante del rostro: sígame.

Sostenerlo con la mano izquierda delante del rostro: busco conocimiento.
Mantenerlo en la oreja izquierda: quiero que me dejes en paz.
Dejarlo deslizar sobre la frente: has cambiado.
Moverlo con la mano izquierda: nos observan.
Cambiarlo a la mano derecha: eres un osado.
Arrojarlo con la mano: te odio.
Moverlo con la mano derecha: quiero a otro.
Dejarlo deslizar sobre la mejilla: te quiero.
Presentarlo cerrado: ¿me quieres?
Dejarlo deslizar sobre los ojos: vete, por favor.
Tocar con el dedo el borde: quiero hablar contigo.
Apoyarlo sobre la mejilla derecha: sí.
Apoyarlo sobre la mejilla izquierda: no.
Abrirlo y cerrarlo: eres cruel.
Dejarlo colgando: seguiremos siendo amigos.
Abanicarse despacio: estoy casada.
Abanicarse deprisa: estoy prometida.
Apoyar el abanico en los labios: bésame.
Abrirlo despacio: espérame.
Abrirlo con la mano izquierda: ven y habla conmigo.
Golpearlo, cerrado, sobre la mano izquierda: escríbeme.
Semicerrarlo en la derecha y sobre la izquierda: no puedo.
Abierto, tapando la boca: estoy sola

Franz Winterhalter, Princess Elisabeth
Lo cual requería el dominio del lenguaje del abanico por ambas partes, obviamente. Por que digo esto, porque entonces también sus acompañantes lo conocerían y todo el mundo, así que tendrían que hacerlo de forma muy sutil, tan sutil como para que nadie se diera cuenta, excepto el interesado, por favor, que estrés!.

Y esto es todo por hoy, espero que hayáis disfrutado un ratito. Muchas gracias por venir a pasar estos momentitos conmigo, nunca os lo digo, pero me alegráis el día con vuestros comentarios y vuestras visitas, son muy reconfortantes.

Que tengáis un gran fin de semana, amigas!


14 comentarios:

  1. Hola Gloria, mis abuelas siempre hablaban del lenguaje de los abanicos y sabían algunos de sus mensajes, hoy gracias a ti, he aprendido un poquito más. Debió ser una época muy bonita en la que no hacía falta tanta palabra como ahora. Gracias y felicidades por tus entradas, no me pierdo ningún viernes retro, feliz finde y cuídate, besosss

    ResponderEliminar
  2. Gloria, sabes que somos tocaya mi primer nombre es Gloria, bueno lo que te queria decir que bueno los abanicos y lo que más me gusto es el lenguaje lleno de románticismo, pero siempre un abanico en la mano de una mujer es de una delicadeza sin igual, mi hija más chica Carla que es bailarina clásica, pertenece al ballet estable de aquí , tambien estudio español. y como los abanicos que eran muy caros, yo tenía uno y a ese se lo adornaba siempre de distintos diseños siempre adecuandolo a la foto que la profesora me daba para hacer los trajes y adornar los abanicos, si abre confeccionado trajes de español y con cola, así que Gloria me fascino el lenguaje, me trajo gratos recuerdos, me encantan todo lo que sea español, y los abanicos para mi tienen un atractivo especial. Desde Salta, ARGENTINA un beso GRACIELA

    ResponderEliminar
  3. Super interesante toda esta mistica sobre el abaníco. Cada día se aprende algo nuevo.

    Gracias por compartirlo

    Cariños
    Charo

    ResponderEliminar
  4. Hola Gloria.
    Me ha gustado tu post. He apremdido muchas cosas que no sabía sobre el lenguaje de los abanicos. Qué tiempos tan románticos aquellos!.
    Un día mostraré uno que heredé de mi madre, de marfil y seda.
    Disfruta del fin de semana.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Leyendo tus entradas siempre se aprende algo!!!

    Besos y buen fin de semana :)

    ResponderEliminar
  6. ¡Me encanta!
    Mi abuela siempre usa abanico, desde que tengo uso de razón se los conozco y me había contado cosas sobre el lenguje del abanico.
    Tu lo has explicado de una manera clarísima y coincido contigo en el estrés que debía suponer.¡Menos mal que no nací en esa época, porque con lo despistada que soy seguro que en mis mensajes cometería un millón de disparates!
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Interesante entrada, me pregunto, quien seria el o la primera/o en utilizar este tipo de lenguaje. Una vez aprendido seria fascinante, pero que monton de confusiones pudo soponer... Es una forma romantica y habilidosa de conversar.. Me encanto
    Besos wapisima
    Hermoso fin de semana

    ResponderEliminar
  8. Aquí en Valencia hay muchas fábricas de abanicos, y se suelen regalar en las bodas, pero para los caballeros, se siguen fabricando, como tu dices, mas pequeños y sin florituras.
    Me alegro que lo hayas puesto, pues los abanicos me gustan.
    Un beso
    Eva

    ResponderEliminar
  9. Muito bonito o leque
    Bjs e bom fim de semana
    Graça

    ResponderEliminar
  10. Gloria muy evocadora tu entrada a mi me encantan pero en mi país no se usan, yo tengo tres que me han regalado y me encantan, un bellofin de semana.Besos.Olga.

    ResponderEliminar
  11. Un bonito reportaje, gracias!
    Si ya es difícil comunicarse con las palabras, no quiero imaginar la de mal entendidos que debía haber con el lenguaje del abanico!!
    Bss

    ResponderEliminar
  12. Hmmm...me encantan los abanicos!!!!!!!!!!!! Gracias por lo que nos has contado!!!

    ResponderEliminar
  13. gracias por enseñarnos estas cosas tan bonitas,siempre se aprende algo.
    besets,chao

    ResponderEliminar
  14. Gloria he disfrutado de lo lindo, pues siempre me ha atraido este lenguaje de los abanicos..
    genial, gracias, y pasa una semana estupenda!
    eljardindemiduende

    ResponderEliminar

Gracias por venir y dejarme amables palabras, me hacen muy feliz. Yo también te visitaré. Vuelve pronto.