SUPERANDO UNA GRAN PERDIDA


Hola amigas, las que me seguís os habréis dado cuenta que hace ya tiempo no escribo ninguna entrada en el blog y seguramente pensaréis otro blog más abandonado.
Tenéis que tener un poco de paciencia conmigo, pues he sufrido una importante pérdida recientemente. Si durante el año pasado apenas escribí  cuatro entradas no fue por desidia ni abandono. Fue por falta de ganas y de inspiración.

Mi padre cayó enfermo y ha estado luchando contra una terrible enfermedad durante todo el año. Sabíamos que en cualquier momento nos iba a dejar y eso era lo que más nos desmoralizaba.
Hace un mes agotado de tanto sufrimiento dejó de luchar y se fue en silencio. Nunca olvidaré las últimas palabras que me dirigió: Hija, tu quieres que viva? Yo no quiero que sufras, papá, le contesté. Cerró los ojos y se durmió plácidamente. Al día siguiente ya no despertó.


Desde entonces trato de olvidar este último año y recordar a mi padre como era antes de la enfermedad. Un hombre lleno de energía y vitalidad, alegre y siempre dispuesto a tenderte una mano y facilitarte la vida. A veces cabezón y un poco desconfiado. Quiero acordarme ahora de una vez haciendo flan; era un poco cocinillas pero siempre con ayudante; ese día me tocó a mí de ayudante. Íbamos a hacer dos flanes y todo tenía que ser exacto a la receta, así que medimos ½ litro de leche de un brick de litro y el resto de los ingredientes para el primer flan. Al ir a hacer el segundo me dice: ahora mide ½ litro de leche. Yo le contesto, no hace falta, si hemos echado ½ litro para el otro flan, solo queda otro ½ litro en el brick. Y el me contestó, no importa, tu mídelo que igual se han equivocado al llenar el brick.


En fin, no os canso mas, y os agradezco vuestra paciencia, esta entrada me sirve también un poco terapia.
Muchas gracias por estar ahí y escucharme. Seguiré adelante con el blog, hay mucho trabajo e ilusión en él. No podría abandonarlo.
Hasta mañana, que tengáis un día estupendo, amigas!

10 comentarios:

  1. Mucho ánimo Glori, son momentos difíciles de los que queremos evitar pero la vida nos hace fuerte para afrontarlos. Mucho ánimo y a seguir escribiendo que estamos esperando por tus publicaciones. Saludos desde Canarias

    ResponderEliminar
  2. Mucho ánimo guapa ;)
    Un abrazo
    Salu2

    ResponderEliminar
  3. Tienes toda la razón es una gran perdida, y en estos momentos pocas palabras pueden mitigar tu dolor, pero el tiempo es un aliado que nos ayuda a vivir con su recuerdo, yo perdí al mio hace seis años y le recuerdo cada dia.
    Mucho ánimo y cuando puedas no dejes de escribir en tu blog, es una buena terapia y seguro que tu padre estará muy orgulloso de ti y siempre te acompañará.
    Besos.
    Chary :)

    ResponderEliminar
  4. Lamento mucho tu pérdida un gran abrazo y mucha fuerza, que tengas un 2017 pleno de paz , amor y esperanza. besos. Lilián.-

    ResponderEliminar
  5. Lo siento muchisimo, sé que nada de lo que te diga calmará tu dolor, yo perdí a mi hija hace un año y poco y sé por lo que estás pasando, hace poco retomé el blog y me ha servido de mucho, al menos estás distraida visitando y comentando trabajos.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  6. Mi querida amiga
    Cómo te comprendo... tengo los ojos llenos de lágrimas porque aunque ya hace 15 años que mi padre se fue.. le recuero cada intensamente. También dejó en mí una huella imborrable, y marco mi forma de ser, me enseñó los valores que ahora tengo y a ser una persona honrada, fiel, amiga de sus amigos, y con él también supe cúánto se podía llegar a amar en esta tierra... le quería más que a mi propia vida...
    Así que me uno a ti en tu dolor... y en esa sonrisa que me has sacado con lo de la leche... que razón tenía, no te puedes fiar de todo el mundo, ni siquiera del lechero.
    Besitos preciosa y bienvenida

    ResponderEliminar
  7. Glori,lo siento mucho. Te deseo ánimo y fuerza para sobrellevarlo.
    Me ha encantado lo que nos cuentas del brick.
    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  8. Animo, se lo que es eso desde hace 13 años yo no tengo al mio, me quedo siguiendo tu blog, y te invito al mio es de lectura e igual te anima el leer algo ahora, un beso!!!

    http://estoyentrepaginas.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  9. Mucho ánimo y recuerda siempre,siempre, vuestros maravillosos momentos juntos. Es lo que nos queda al final.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. No existen palabras de consuelo pero te recomiendo leas y tengas siempre a mano la oración de San Agustín que dice "No llores si me amas".
    Aunque a veces necesitamos llorar para quitar la presión que oprime nuestro pecho está bueno para ti y para él que lo recuerdes día a día con momentos como ese del flan juntos por ejemplo...pero principalmente pensando que no se despidió porque algún día volverán a estar juntos para la eternidad.
    Es mi consejo porque es mi consuelo desde que perdí a mi pequeño bebé hace 11 años, además de otras fuertes pérdidas como la de quien me crió como si yo fuese su propia hija "Tía Negra", una tía abuela fenomenal.
    Fuerte y sentido abrazo.
    Ana Cristina
    Montevideo, Uruguay

    ResponderEliminar

Gracias por venir y dejarme amables palabras, me hacen muy feliz. Yo también te visitaré. Vuelve pronto.